Me gusta fotografiar lo que veo y contarlo. http://www.albertinatorres.com/

Creative Commons Licence

22 jun. 2012

Angel, de profesión zapatero.

Angel aprendió el oficio de su suegro y empezó a ser zapatero a los 28 años. Su suegro lo había sido desde finales de los años 20. Trabajaba de panadero por las noches y durante el día arreglaba los zapatos en su taller. Angel sigue con la tradición familiar.
 No tenían máquina de coser y todo se cosía a mano, incluso tenían que encerar los hilos.
En el rato que estuve en su taller, le pidieron que pusiera unas chapas, que remendara un bolso, arreglara unas deportivas, duplicara unas llaves y reparara un cinturón de cuero. ¡y todo para ya!
 
Me cuenta Angel que todo ha cambiado mucho en este oficio y que antes se cosía mucho más. Aunque me dice, con algo de tristeza,  que zapatos buenos se ven pocos. Los de caballero son en gran parte todavía de piel,  pero de señoras "todo es sintético".
Con unos hijos que aunque conocen ya el oficio no están dispuestos a continuar con la tradición familiar, Angel se pregunta qué pasará cuando él se jubile y quién cuidará de los zapatos de la gente de Utiel.

Más fotos de Ángel en su taller en mi página Flickr

No hay comentarios: