Me gusta fotografiar lo que veo y contarlo. http://www.albertinatorres.com/

Creative Commons Licence

14 sept. 2017

Los tiempos del Fielato, hambre y calamidades.

Mi padre empezó muy joven a "bajar" a Valencia desde el pueblo. Mis abuelos tenían una pequeña tienda y mi padre se encargó desde los 14 años de ir a comprar el género. Le recogía el camión que venía de Mira (Cuenca) y que pasaba por Camporrobles y Fuenterrobles. Salían del pueblo por la tarde, paraban a cenar en Requena o en Chiva para llegar de madrugada a Valencia. 
A finales de los años 40 existía en todas las entradas a Valencia el Filiato, un control sobre todas las mercancias que entraban a la ciudad. «Se pagaba por todo, por pollos (vivos), por el vino en garrafas, el aceite, los huevos...pero por las patatas no». En el camión, él pasaba por el control de Mislata a la entrada del paseo de la Pechina, frente a la cárcel modelo, cuando la Avenida Castilla no estaba ni asfaltada. «Cuando estaba seco se ahogaba uno de polvo y cuando llovía el camión casi se hundía de tantos hoyos».
Los que iban en tren, se bajaban en la Calle Maestro Sosa para evitar el pago de la entrada a la estación del Norte.
- Mi padre a la izquierda -
Aparcaban el camión en la avenida Ramón y Cajal, en el garaje Cajal. El Mercado de Abastos sólo abría a las 5 de la mañana. Se alquilaban un carro para sacar toda la mercancía - fruta, verdura, lo que daba la temporada -  y llevarla al garaje. Allí hacían un montón con las cajas y por la noche lo cargaban en el camión para subirlo al pueblo. 
 - Fotografía tomada del grupo Valencia Antigua -

Mientras tanto, durante el día, mi padre iba al Mercado Central para comprar algo de embutido, queso fresco o tocino para luego venderlo en el pueblo.

Su agencia estaba en la Calle Bailén número 14 y desde allí, en una bicicleta, a veces en un triciclo, hacía de ordinario. Recorría Valencia repartiendo cestas cubiertas con un trapo cosido con cariño y añoranza, y que mandaban los del pueblo a los familiares que habían emigrado a la ciudad. Otra cosa no, pero comida había en el pueblo, mientras que en la ciudad fueron años de hambre gris. Las cestas volvían al pueblo vacías, con el trapo descosido.
Cuando llegó el momento de hacer su servicio militar, le tocó en Valencia conduciendo ambulancias o sidecars por esas calles que ya había recorrido en su bicicleta de jovenzuelo.
Así siguió su vida, con ese trabajo, cuidando de sus viñas, su huerto, su familia, su tienda, hasta ahora, que tiene ya tiempo para contarme sus memorias.












3 sept. 2017

El diseño del tío Santos, las calles del pueblo.

Los trabajos para asfaltar las calles del pueblo que se están llevando a cabo, han desvelado capas de cemento que muchos de vosotros nunca llegastéis a conocer.

Me explican que estaba al cargo de hacer esas obras el tío Santos junto a Emilio Cacholas, que trabajaban para el ayuntamiento. Sería a finales de los años 60. El ayuntamiento cobraba luego a cada vecino su parte, no como en otras calles que se hicieron era cargo de vecino.
En la pastera se mezclaba el cemento con las azadas o los legones, no con electricidad ni gasolina. Normalmente entre dos trabajadores se ponían reglas para nivelar el cemento. "Como les pillaba a orillas no tenían que sacar con la caldereta, levantaban de un lado la pastera y la tiraban al suelo, y las otras dos personas con otra regla iban repasando". "Era perfecto, estaba mucho mejor y más fuerte que el alquitrán, dónde va a parar!"
Las rayas se hicieron para las caballerías, para que no resbalaran. Habían muchas en los años 70.
Los bordillos de las aceras se quitaron de la carretera general. Estas piedras separaban el arcen de los carros.
Me siguen contando que la primera calle que se asfaltó en Caudete de las Fuentes fue la C/Cruces porque arramblaba todo el agua y era imposible cruzar los regueros. Por eso cada tramo tiene un bordillo que la traviesa para sujetar el cemento.
A mí me ha dado un poco de impresión andar estos días - ya casi sin veraneantes e incluso con lluvia - por las calles donde ha aparecido este diseño tan geométrico. Pensaba en qué estaría pensando el tío Santos mientras echaba el cemento.

Viviendo el vino con Wine Lightbox y El Saucacorchos

Viviendo y viendo el vino como nunca hasta ahora. La historia de Wine Lightbox.

Quedo con Sergio Sauca en el precioso estudio-espacio de Vbospagna Madrid, allí mismo donde se han estado realizando catas de vinos en torno a Wine Lightbox.
Sergio Sauca
El periodista me va hablando de su pasión por el mundo del vino, y enumera con mucho cariño a tantas personas de las que quiso aprender y escuchar, como Luis García de la Navarra, Ignacio Villalgordo, Luis Gutiérrez, Víctor de la Serna, Maria José Huertas, Miguel Laredo, entre otros muchos profesionales del sector. Con el deseo de comunicar sobre la cultura del vino, e invitado por Pepa Fernández, directora del programa "No es un día cualquiera", arrancó así en 2015 su sección de El Saucacorchos. Fue un éxito rotundo de audiencia, y, con sus preguntas y concurso, consigue que los escuchantes investiguen/mos sobre el vino. 
De toda esta vorágine, surgió la colaboración con Vbospagna y su director Enrique Leal, y así el mundo del vino se aunó con el mundo de la iluminación con el objetivo de poder ver en las mejores condiciones, los matices y las características luminísticas de un vino. Han necesitado casi 2 años de pruebas para concluir cuál es la intensidad de luz más adecuada (4.500ºK) y descifrar toda la paleta de colores que surge al apoyar una copa en esa superficie blanca. Wine Lightbox ha sido diseñada expresamente con el propósito de revelar la personalidad y poner al desnudo el vino, mostrando sus tonos más íntimos.
Posicionando la copa
Copa en la superficie de la Wine Lightbox
Copa contraste luz
Así surgió Wine Lightbox.
Para realizar los Wine Lightbox Events fueron contando con bodegas destacadas, con Alvaro Palacios o Carlos Falcó entre otros, presentando sus vinos. Riedel aportó las copas y se sumó al proyecto, y la tecnología vino de la mano de Samsung con teléfonos móviles de última generación y pantallas wifi de ultra alta definición 4K.
Observando en la pantalla la copa de vino
La imagen queda proyectada en la pantalla, y se realizan comparaciones de los vinos abiertos y catados. «De cada foto comparativa tengo una experiencia. Nunca había descubierto tantas cosas sobre el vino». Sergio Sauca se vuelca entonces en la interpretación según los ribetes o el corazón bien formado, qué diferencias visuales según las añadas, incluso las variedades o la zona de producción.
Vinos Prado Enea, Muga.
Es toda una experiencia para analizar el vino, ya no por sus aromas o sabores, sino descrifrando las capas cromáticas del vino para entenderlo mejor. Así fuimos recorriendo en la pantalla los colores vivos de un vino joven y frutal, contrastándolo con los colores opacos y oscuros de un vino con más tiempo que va perdiendo fuerza. Como la vida.
Aster 2009 - Arana 2009
Valderramiro
«La experiencia de contarlo ya me llena de satisfacción»
Sergio Sauca
Atentos a los próximos eventos de este proyecto del que ya os iré contando.
¡Gracias Sergio!
Albertina y Sergio


Experto en Vinos visita la tardana caudeteña #Valovitis




Juan Manuel fotografiando
Racimo de Tardana
Expertoenvinos está colaborando junto al grupo Laae, Universidad de Zaragoza, en el proyecto europeo dirigido y financiado por Poctefa . El proyecto tiene como objetivo el descubrir, reconocer, identificar y recuperar algunas variedades de las regiones de Navarra, Aragón, Cataluña y el sur de Francia.
Juan Manuel Gonzalvo es de sobras conocido por todos vosotros. Además de ser químico, enólogo, asesor para varias bodegas en diferentes Denominaciones, personal shopper en Uvinum, entre otras cosas, es todo un profesional del vino.
Juan Manuel Gonzalvo
Su papel en este ambicioso proyecto es la comunicación en redes sociales, recopilando documentación sobre cepas notables desconocidas, con sus fotografías, pero también gracias a la aportación ciudadana que está siendo fundamental en el proyecto. Se pueden subir fotos con el hashtag #Valovitis en su cuenta de instagram @expertoenvinos.  El proyecto está preparado incluso para microvinificaciones de algunas variedades separadas para caracterizar el vino obtenido.

Para más contacto sobre el Proyecto #Valovitis, podéis contactar directamente con 
Juan Manuel: zaurin72@gmail.com
Fotografiando
Ahora que la bobal suena ya mucho, que por el cambio climático, según dicen, variedades como el tempranillo tendrán un difícil futuro en esta zona, ¿serán estas pocas cepas de tardana dignas de recuperar y conservar? Fotogénicas son, sin duda.
Granos de tardana
Granos
cepa de tardana









21 ene. 2017

Provincia de Valencia


Mi resumen tras casi 30 horas sin eletricidad incomunicados en el pueblo por el temporal de nieve:


- La solidaridad entre vecinos existe.

- Para los mayores no era nada nuevo, están acostumbrados a vivir casi a oscuras para ahorrar en el recibo de la luz.

- Para los más jovenes era insufrible estar sin conexión y sin poder cargar la batería. 

- Estar en completo silencio, sin tele ni Internet, es bueno para la mente.

- El único móvil de la familia que ha resistido es el viejo Nokia 6030 de mi padre.