Me gusta fotografiar lo que veo y contarlo. http://www.albertinatorres.com/

Creative Commons Licence

23 abr. 2010

El vino de la Cooperativa

Hoy, como todos los viernes por la tarde, desde hace generaciones, se ha repartido el vino en el pueblo. Es algo tan común y tan visto en nuestra pequeña comunidad que no le damos ni importacia. Desde pequeña he oído a mi padre decir que se iba a por el vino a la cooperativa. Recuerdo ver pasar mobilettes y pascalis con las garrafas de vino rebosante de espuma. Los socios de la cooperativa van todos los viernes a por su vino para el consumo semanal. No es ningún pecado decir que uno bebe vino a granel de sus propias viñas. Bien al contrario.



A veces he intentado que mi padre tome un buen crianza en lugar de su vino a granel y se ha negado rotundamente. "Como el nuestro no hay ninguno". Es lo que he oído de nuevo esta tarde. Algunos socios me señalaban el rosado de Bobal y apostaban a que no he encontrado ningún otro vino por toda España con ese color y ese sabor. A ese orgullo le llegaba de repente la sombra de "es que no lo hemos sabido hacer bien. No hemos sabido vender lo nuestro". Ese peso que noto siempre que hablo con agricultores del pueblo, esa tristeza y pesimismo al ver la situación económica del sector.


Hoy se han repartido unos 600 litros entre Rosado y Tinto. Ismael Garcia es el joven enólogo de la Cooperativa de Caudete. Fue uno de los protagonistas de nuestra película "La Bobal y otras historias del vino" http://www.vimeo.com/3221371 . Con su vehemancía y su defensa del terruño, ha hecho que espectadores de Londres, Nueva York, Barcelona y más 2.5000 visitantes en internet, recuerden hoy qué es la Bobal y "que como el Rosado de Bobal no hay ninguno". Estoy convencida que ha sido él más efectivo para la promoción de la Bobal que muchas macro acciones carísimas. Esto va para él y para todos los agricultores y socios de la Cooperativa.
¡A disfrutar del vino con conocimiento!


2 comentarios:

M.T.R. dijo...

Con todo el respeto que merecen las buenas crianzas, estoy totalmente de acuerdo con mi amigo Paco, el titulo de “nuestro” le da una calidad especial.
Yo me inclino por el tinto de Celin

Anónima por ausencias... dijo...

Cúantos viernes he ido a recoger el vino, con el carrito y la garrafa¡¡¡ Y después enjuaga la botellas, llénalas y ponlas en el armario. Preparadas para que el Papi se deguste el paladar a las horas de las comidas con "nuestro" vino.
Saludos
Encar